Cómo prevenir enfermedades en los niños en invierno.

Algunas medidas preventivas pueden contribuir a evitar que los niños contraigan enfermedades en invierno, como por ejemplo:

Ventilar a diario las habitaciones, al menos diez minutos al día
Utilice preferentemente estufas eléctricaso a gas.
Evitar los ambientes con humo de cigarrillo
Evitar los cambios bruscos de temperatura
Mantener la casa templada: no utilizar la calefacción a tope, sino permitir al organismo que utilice sus propios mecanismos reguladores de adaptación al frío.
Mantener la casa con un adecuado nivel de humedad, el ambiente seco agrava las enfermedades respiratorias
Evitar sitios cerrados demasiado concurridos
Abrigar lo justo: evitar el exceso de abrigo en ambientes calefaccionados o la falta de abrigo en la intemperie. Cubrir boca y nariz al salir a la calle o a espacios libres.
Dentro de lo posible, mantener al niño alejado de personas enfermas
Hacer que el niño se lave las manos con frecuencia, especialmente antes de comer, al entrar a casa y si ha estado en contacto con otros niños
Evitar que comparta utensilios con otros niños como vasos, platos, cubiertos, toallas y por supuesto chupetes.
Incluir en la dieta infantil frutas y verduras, especialmente alimentos ricos en vitamina A y C.
Otra medida preventiva es la vacuna contra la gripe. Las recomendaciones sobre si conviene o no vacunar al niño son: no hay necesidad de vacunar al niño sano, aunque puede vacunarse frente a la gripe estacional si sus padres lo solicitan o su pediatra lo considera oportuno. Los pediatras recomiendan administrar la vacuna a niños mayores de 6 meses (antes de los 6 meses no pueden recibir la vacuna) si presentan problemas respiratorios crónicos, enfermedades congénitas cardiovasculares, metabólicas y renales.

  Powered By : XYZScripts.com